Galería

Remedios caseros y naturales contra la gripe

Ya que el equipo esenciaveda lleva unos días parado, luchando contra su propia guerra bacteriológica, vamos a dejar un conjunto de recomendaciones naturales, que nos vienen siempre estupendas en momentos de gripes , resfriados etc.


El ajo ,  es reconocido por sus propiedades como antibiótico natural. No obstante no es necesario esperar a  la gripe  para consumirlo; ante la aparición de síntomas iniciales de la gripe, una fuerte dosis de ajo  puede eliminar todo indicio del virus. Es más, consumiendo uno o dos dientes de ajo a diario es suficiente para que la gripe te pase de largo.

Aconsejan comerlo crudo ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad. El mal aliento, sólo prevalecerá mientras tengamos toxinas que eliminar. El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas, debido a que contiene un aceite esencial volátil llamado aliína, que se transforma en alicina, responsable de su fuerte olor y que se elimina por vía respiratoria.

El vino, posee un alto contenido de vitamina A, vitamina C y varias vitaminas del complejo B como pridoxina, tiamina, biotína, incositol, colina, ácido nicotínico, ciancobalamina y ácido fólico entre otros.

El vino tinto, especialmente si es añejo, es particularmente indicado en los períodos de convalecencia o durante los transcursos de enfermedades infecciosas.

Ayuda a eliminar mejor las toxinas del cuerpo y es un excelente diurético.

Tiene propiedades antialérgicas, ya que se opone a todo exceso de formación de histaminas, las cuales son las responsables de la aparición de los fenómenos alérgicos.

Una taza de barro de vino caliente con miel es un excelente reconstituyente y aclimatador, que nos vendrá de lujo para afrontar los altibajos de temperatura provocados por la fiebre.

La Miel, es el edulcorante que se recomienda utilizar en todo el proceso de curación, por sus multiples propiedades, pero sobre todo por su poder antibiótico y cicatrizante, por eso nos facilitará la injesta de alimentos, ayudando en la desinflamación de las vias respiratorias.

El Limón, y cualquier aporte de vitamina C, será estupendo en todo el proceso, puro, con agua o mezclado con infusiones, pero cuidado con los estomagos delicados.

Remedios contra la mucosidad estomacal: Lo mejor es una buena limpieza que conseguiremos con una Infusión de Romero, edulcorada con miel.

Remedios contra la tos:

Inhalaciones de vapor: hervir una olla de agua con bastante sal marina o sal gruesa y hacer inhalaciones de vapor, cubriéndonos la cabeza con una toalla para que de esa forma penetre bien el vapor en las vías respiratorias.También es efectivo si utilizamos en lugar de sal marina menta y eucalipto para las inhalaciones.

Vibraciones: Otro remedio natural para aliviar la tos se logra con masajes. Nos acostamos boca abajo y le pedimos a alguien que nos golpee suave y rápidamente la espalda. Esto es muy bueno no sólo para calmar la tos sino que también actúa como un excelente expectorante.

Remedios contra la fiebre:

Infusión de corteza de sauce (3 veces al día). Contiene salicina y propiedades antipiréticas similiares a la aspirina.

O también Té de Laurel, aunque este no tiene el sabor tan agradable y podemos edulcorarlo con miel.

Se pueden encontrar muchos remedios caseros ancestrales que nos ayudarán a aliviar cada uno de los sintomas, aunque el remedio más eficaz es la positividad y la paciencia. Pero seguro que muchos de vosotros tendréis más remedios que aportar para enriquecer esta información.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.