Galería

Carta de Alejandro Jodorowsky

“Lo que das te lo das, lo que no das te lo quitas”
Alejandro Jodorowsky

Siempre nos ha gustado la actitud y las aptitudes de este hombre, hablaremos más de él, en adelante, pero queremos comenzar por presentaros esta carta que escribió  el  12/01/2008  para el blog planocreativo, que os recomendamos visitar.

Carta de Alejandro Jodorowsky

Cuando huí de México, llevándome en el automovil todo el material de mi película “La Montaña Sagrada”, las autoridades me amenazaban con con quemar los negativos si no accedía a cortar más del 40% de las imágenes, y me refugié en Nueva York donde realicé el montaje.

Comencé, por la angustia, a sudar durante la noche de tal modo que empapaba unas ocho camisetas. Esto me impedía dormir… Un amigo me dió la dirección de un médico en el barrio chino. Era un sabio que no sólo ejercía la medicina, sino también la música, la poesía y las artes marciales… Sus consultas eran gratuitas…

Me senté frente a él, me observó con sus ojos rasgados y, de pronto, me preguntó: “¿Cuál es su finalidad en la vida?… Me sorprendí. “No vengo a tener una conversación filosófica. Vengo a que usted me cure de esta incesante transpiración”

El anciano insistió: “Si usted no tiene una finalidad en la vida, no lo puedo curar”… Había tal claridad, tal bondad, tal desprendimiento en ese ser, que estuve a punto de llorar. Me oí responder: “Mi verdadera finalidad no es triunfar en el arte, sino en mí mismo: quiero llegar a crearme un alma, quiero obtener la conciencia suprema”…

“¿Para qué?”, me interrogó, sonriendo.
Para trasmitirla. Nada para mí que no sea también para los otros.

Sólo entonces accedió a tomarme el pulso, a darme una lista de plantas chinas, frutas secas y semillas, que tuve que comprar en la farmacia del barrio. Debía dejarlas hervir y luego beber la infusión. Cesé de transpirar, cesaron mis angustias, supe que desde ese momento trataría de llegar a un arte capaz de curar.

Si el mundo va mal, no solo debemos hacer un arte que cure, sino también negocios que curen, edificios que curen, periódicos que curen, políticas que curen, filosofías que curen…

Mi finalidad temporal debe sumirse en la finalidad general, la de la raza humana.

Conoceremos todo el Universo. Viviremos tantos años como vive el Universo. Nos convertiremos en la consciencia del Universo. Lo mejoraremos…

Alejandro Jodorowsky

Anuncios

Los comentarios están cerrados.