Galería

¿Puede el cerebro aprovecharse de la coherencia cuántica?

STVT, Hoy publica una hipótesis del físico norteaméricano David Bohm, al que conocimos por sus elaboradas entrevistas y profundas reuniones y charlas con su contemporáneo Jiddu Krishnamurti (pinchando el enlace podréis encontrar algunas de ellas), al que admiraba y por el que fundó la Escuela de Krishnamurti Brockwood Park.

 


Un libro que publicó David Bohm y que trataba la tesis propuesta, fue “Totalidad y orden implícado”.

Conocidos escritores le han concedido especial atención a la palabra “todo”, al concepto de ”totalidad” y a objetos o entes que en su limitación espacial encierran real o metafóricamente una totalidad y a veces el “Todo absoluto”, pero no sólo en literatura, en las ciencias y principalmente en la física, encontramos el tratamiento de objetos que en cada una de sus partes se observan las propiedades de la totalidad del mismo. Un ejemplo, al estudiar el imán vemos que si se fragmenta, cada uno de los fragmentos es un imán. Otro caso similar es el del holograma, especie de placa fotográfica que capta una imagen tomada con luz láser y que también mediante luz láser puede verse en su total tridimensionalidad. La placa del holograma tiene la curiosa propiedad de que un fragmento cualquiera de la misma al ser iluminada con láser reproduce la totalidad de la imagen. Las matemáticas presentan la totalidad representada en las partes a una escala menor en las figuras geométricas llamadas fractales.

El físico norteamericano David Bohm propuso que, al igual que la materia genera estados macroscópicos de coherencia cuántica, el cerebro podría aprovecharse de estas propiedades físicas y cohesionarse formando un todo.

Para Bohm, desde un punto de vista religioso, la conformación de un estado cerebral cuántico tras la acción de fuerzas no-locales, permitiría explicar la experiencia mística como la acción directa de la mente cósmica sobre una mente individual”.

“Aun conscientes de que no existe constatación experimental de esta teoría no-local de la conciencia, sin duda, la propuesta de Bohm es una tentativa científica para explicarla físicamente. La conciencia, como fenómeno indubitable presente en el mundo físico, precisa ser explicada científicamente”.

“En el futuro, como ya pasa en la actualidad, la teoría física de la mente abrirá nuevos posibilidades de diálogo entre ciencia y religión. Las propuestas especulativas de Bohm representan un hito en la historia, ya clásico, de este diálogo de la física con la metafísica hacia una dimensión física fundante donde muchos atisbarán, aunque no necesariamente, la presencia de la Divinidad”.

recomendamos la lectura completa del artículo de:

StarViewerTeam International 2011.

 

¿Puede el cerebro aprovecharse de la coherencia cuántica?.

Anuncios

2 Respuestas a “¿Puede el cerebro aprovecharse de la coherencia cuántica?

  1. Pingback: Teoría Sintérgica por Jacobo Grinberg – Zylberbaum |

  2. Pingback: Observación a través del “orden implicado” – David Bohm |