Galería

Islandia – un ejemplo de revolución pacífica

La “revolución” pacífica por excelencia, está en marcha desde hace  dos años en el continente europeo, en Islandia, el país con la democracia más antigua del mundo.

Islandia, pequeño país de 313.000 habitantes y una de las economías pujantes de Europa, la sexta nación más rica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y en el cual, la presión popular hizo dimitir a un gobierno al completo, obligó a que se nacionalizaran los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que debido a la especulación financiera crearon con Gran Bretaña y Holanda y se convocó una asamblea popular constituyente para crear una nueva Constitución.

Y todo ello de forma pacífica: a golpe de cacerola, gritos y certero lanzamiento de huevos…

¿Habéis visto algo de esto en los mass media?, no, no nos han retransmitido imágenes, ni comentado el asunto. No interesa, porque han conseguido demasiado con muy poco, con unión. Para que esa unión sea efectiva, se necesita mucho equilibrio, y ellos han demostrado tenerlo.

Historia resumida de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis, redacción de una nueva Constitución por los ciudadanos y un proyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión.

Cronología de la revolución:

Finales de 2008 – Bancarrota de Islandia:

  • En octubre se nacionaliza Landsbanki, principal banco del país.
  • El gobierno británico congela todos los activos de su subsidiaria IceSave.
  • A Landsbanki le seguirán los otros dos bancos principales, el Kaupthing y el Glitnir.
  • El conjunto de las deudas bancarias de Islandia equivale a ocho veces y media su PIB.
  • La moneda se desploma y la bolsa suspende su actividad tras un hundimiento del 76%.
  • El gobierno solicita oficialmente ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI), que aprueba un préstamo de 2.100 millones de dólares, completado por otros 2.500 millones de algunos países nórdicos.

El 23 de enero de 2009 se convocan elecciones anticipadas y tres días después, las caceroladas ya son multitudinarias y provocan la dimisión del Primer Ministro, el conservador Geir H. Haarden y de todo su gobierno en bloque. Es el primer gobierno que cae víctima de la crisis mundial.

El 25 de abril se celebran elecciones generales de las que sale un gobierno de coalición formado por la Alianza Social-demócrata y el Movimiento de Izquierda Verde, encabezado por la nueva Primera Ministra Jóhanna Sigurðardóttir.

2009 continúa la pésima situación económica del país y el año cierra con una caída del PIB del 7%.

Mediante una ley ampliamente discutida en el parlamento se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.

  • La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum.

Enero 2010 el Presidente, Ólafur Ragnar Grímsson, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.

  • Marzo 2010 se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. La revolución islandesa consigue una nueva victoria de forma pacífica.

FMI congela las ayudas económicas a Islandia a la espera de que se resuelva la devolución de su deuda.

El gobierno inicia una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis.

  • Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos.
  • La Interpol dicta una orden internacional de arresto contra el ex-Presidente del Kaupthing, Sigurdur Einarsson.

Noviembre 2010, se elige una asamblea constituyente para redactar una nueva Constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, que no es más que una copia de la Constitución danesa. Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano.

Febrero 2011, la Asamblea Constituyente comienza su trabajo y presentará un proyecto de Carta Magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país.

  • Carta Magna que deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Otra propuesta es la Iniciativa Islandesa Moderna para Medios de Comunicación (Icelandic Modern Media Initiative), un proyecto de ley que pretende crear un marco jurídico destinado a la protección de la libertad de información y de expresión. Se pretende hacer del país un refugio seguro para el periodismo de investigación y la libertad de información donde se protegan fuentes, periodistas y proveedores de Internet que alojen información periodística.

Fuente:     http://www.tercerainformacion.es

——————————————————————————————–
NOTA DE ACTUALIZACIÓN 14/04/2011
Islandia vuelve a decir “NO” a pagar la deuda de sus bancos

——————————————————————————————–

Anuncios

4 Respuestas a “Islandia – un ejemplo de revolución pacífica

  1. originalthinks

    Hola queridos amigos! un blog, de lo más completito, y muy pero que muy interesante… Sólo deciros que el fondo negro con las letras blancas, no dan buena combinación para la lectura. Terminas viendo el mundo de otro color!!! 😀

    • Hola originalthinks, gracias por tu apreciación. Tienes razón en lo del color, llevamos tiempo pensándolo pero no nos terminamos de decidir por el cambio, cualquier día.
      Un abrazo y bienvenido,

  2. Pingback: Desmontando el bulo de la revolución islandesa |

  3. Pingback: >ISLANDIA, JAPÓN, FRAUDES INFORMATIVOS | Habitaciones de cristal