Galería

Informativos de TV – pobres en información, ricos en poder

Desde los años 50, la TV se convirtió para el pueblo, en el medio más fiable como difusor* de noticias. El hecho de ver a los comunicadores día a día, cara a cara, le ha otorgado una credibilidad inusitada. No tenemos más que hablar con alguien de nuestro alrededor para darnos cuenta de que cualquier cosa que digamos suscitará dudas, siempre y cuando esta noticia no haya sido emitida en televisión, y no en un programa cualquiera, sino en el espacio de los informativos.

Sin embargo, no se dan cuenta de que los espacios informativos de televisión, son cada vez más pobres en información y más ricos en poder.

Su tónica generalizada es la de emitir un resumen de las noticias en batería, mientras nos hacen esperar el momento de escucharla en profundidad. Pero ese momento o no llega nunca, o cuando llega, la noticia es comunicada con tal superficialidad e incluso ambiguedad en su contenido, que nos deja como estabamos al principio, sólo con el titular.

Si después de escuchar una noticia en los informativos de TV, no la búscamos en la prensa escrita e internet, y jugamos a hacer el trabajo periodístico, que los desinformadores no hacen, desgranando y contrastando, nunca tendremos más que un titular que se disolverá entre el barullo publicitario. Y cuando hablamos de barullo publicitario no hablamos de los comerciales pagados o anuncios al uso, hablamos de que los contenidos de los informativos TV cada vez son porcentualmente mayoritarios en informaciones de poca monta, que apestan a pago comercial sumergido.

Somos totalmente conscientes de que la información está manipulada, por tanto suprimida, sesgada, mínimizada o exagerada al gusto, pero es importante tenerlo en cuenta a diario, no perder de vista este sentido crítico ni un solo minuto, porque si no, más de una vez nos sorprenderemos “sorpendiéndonos” de que no han dicho esto o lo otro, o de que esa no era la información que esperabamos escuchar.

El poder de la TV es increíble, es un idiotizador como nunca habrá otro, pero no es un idiotizador porque nos cuente los logros y/o miserias de famosos, famosillos o famosetes, eso es lo que nos quieren hacer creer. Parece que si ves estos programas estás idiotizado, pero si ves los informativos o documentales estás entre la minoria culta.

Esto no es así, la peor es la autodenominada minoria culta por centrarse en informativos y documentales, esa minoria se inyecta los titulares de los informativos en vena, y los convierte en tan reales y puros, como su propia sangre. Si bien es cierto, que a veces nos topamos con documentales estupendos, pero podríamos asegurar que nos emitirán 1 entre 1000 y por supuesto, en los horarios de menor audiencia.

Hablando de la minoria autodenominada “culta” ¿Habéis hablado alguna vez con alguien que parecía haberse tragado una enciclopedia?, se convierten en cerrados de mente como el que más. Si cuentas algo de la historia que no viene en el Larousse, no puede ser ni medianamente cierto.

Ahí está el peligro, ahí está la idiotización, en creer a pies juntillas todo lo que los poderes fácticos dan vía libre a su edición y difusión*.

No permitamos que anulen el poder de nuestro tiempo, no nos quedemos sólo con los titulares, encontremos tiempo para la búsqueda de distintas fuentes de datos a desgranar y analizar.

Nosotros no somos de los que promulgamos la idea de quitar la TV de nuestras vidas, si tu tiempo te lo permite, te será de gran ayuda en el despertar, verla desde un estado crítico, que te permita estar alerta, sobre todo aquello en lo que muestran mucho interés en decirte y sobre todo aquello en lo que no muestran ningún interés en que puedas conocer.

¿Qué te dicen?, ¿Cómo te lo dicen?, ¿Con qué frecuencia?, ¿Qué no te dicen?, ¿Qué acreditan?, ¿Qué desacreditan?, ¿Qué diluyen?… esa debería ser tu gran fuente de información.

*****************************************

*difusión s. f.
1   Extensión de una cosa por el espacio en todas direcciones: este nuevo altavoz permitirá la difusión del sonido por todo el local.
2   Conocimiento de una cosa por un gran número de personas: la noticia del atentado tuvo una gran difusión.
3   Falta de exactitud, claridad y brevedad, especialmente en un escrito: es un ensayo insoportable. ¡Qué difusión para exponer cualquier cosa!
4   Movimiento espontáneo de las moléculas que origina una distribución uniforme de la materia.
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.
Anuncios

3 Respuestas a “Informativos de TV – pobres en información, ricos en poder

  1. Pingback: 11 de mayo 2011 – Impacto Cometa contra el Sol |

  2. Hola,
    en lo de “la minoría culta” he tenido las mismas impresiones que tú, y lo clavas en tus palabras.

    Gracias por Aportar,

    Abrazos

    • No es raro Varín, esa autodenominada “minoría culta”, está ahí. Es gente increíblemente válida, pero lamentablemente sus conocimientos están muy desaprovechados, simplemente deglutidos.
      Morder la manzana es el conocimiento, masticarla lentamente, saborearla y digerirla… es sabiduría.
      Lo importante pues, no es la cultura, sino la sabiduría, y la sabiduría no está en los libros… está en la vida.

      Un abrazo enorme y gracias a tí por “estar”.