Galería

La crisis emergente, un viaje hacia la transformación espiritual

En febrero del 2010, en el Foro Mistérico celebrado en la FNAC de Barcelona, tuvo lugar esta entrevista a Manuel Almendro, doctor en psicología, experto en psicoterápia transpersonal y gran conocedor de culturas como la Zen y la Chamánica, entre otras.

El Dr. Almendro, pide a la Ciencia que entienda el CAOS y el DES-ORDEN y su gran sentido, en las crisis emergentes de los pacientes. Para él, la crisis emergente representa un fenómeno natural de necesidad de cambio evolutivo, y no necesita ser medicado con pastillas.

Explica que cada día se dan más crisis psíquicas que en realidad son grietas en la conciencia, y que la gente acude a las consultas con un vacio insoportable, que realmente responde a una demanda evolutiva, por lo que los profesionales médicos deberán tener mucho cuidado en el proceso de la Escucha y Comprensión del Nuevo Paradigma en el que nos encontramos.

El Dr. Almendro, entiende la Crisis Emergente como una Oportunidad, como la forma en que la vida demanda su cambio evolutivo, algo que suscribimos sin el menor atisbo de duda. Declara que la Sabiduría Antigua, despreciada por la cultura occidental, empieza donde la ciencia termina.

Nuestro agradecimiento especial a Alish, por hacernos llegar este material, y por supuesto a todos aquellos profesionales de la Ciencia, que están abiertos a entenderla y aplicarla, con conciencia, demostrando que el hombre es mucho más que un mero ser racional.

Anuncios

3 Respuestas a “La crisis emergente, un viaje hacia la transformación espiritual

  1. Pingback: La crisis emergente, un viaje hacia la transformación espiritual | Activismo en la RED | Scoop.it

  2. Por fin he tenido el tiempo de escuchar esta maravilla. Fantástica. La verdad es que creo que ya está todo dicho. Ahora lo que queda es escucharnos a nosotros mismos mucho mas de lo que lo hacemos.
    Muchísimas gracias!!
    Cariños

  3. Hasta hace poco más de un año iba periódicamente al centro de salud mental por una depresión, ahora voy como voluntaria a contar mis vivencias. Os puedo asegurar que es desalentador ver la cantidad de hombres y mujeres enfermos, sí enfermos por culpa de esta crisis que les está quitando hasta las ganas de vivir, enfermos por no tener una seguridad vital, sin trabajo ni porvenir, enfermos de preocupaciones por el mañana y ESO no se puede curar con unas pastillitas de colores.
    ¿Cómo puedes decirles que no pasa nada, qué acepten la situación,qué no se preocupen porque están evolucionando?
    Lo único que les puede curar es una estabilidad económica que nadie les puede proporcionar.
    Abrazos