Galería

La rutina…fruto de la no observación

¿Qué es la rutina?, la rutina que nos acompaña a diario, que nos somete a la desidia, que nos impide “ver” y que nos obliga a sentir que el día no nos ha traído nada nuevo, no es más que el fruto de la NO OBSERVACIÓN.

Duermo, creo que despierto, me levanto, me lavo, me preparo mi taza de café, me marcho a trabajar, soporto un duro día de trabajo, lo acabo, regreso al hogar, espero la hora de acostarme para volver a dormir y reanudar un día más…, y entre medias de estas acciones diarias un cúmulo de acciones que se repiten un día y otro, y otro.

Todo un mecanismo que bien pudiera ser equivalente al de cualquier electrodoméstico, me encienden, me programan y trabajo en aquello que se supone es mi funcionalidad.

La rutina no es más que una herramienta más que maneja nuestros cuerpos sin permitir que intervengamos en nada de lo que ocurra de forma consciente, todas nuestras acciones y reacciones están dirigidas a ninguna parte, es el viaje programado para que nuestras vidas en algunos casos estén vacías, y en otros, parezcan ilusoriamente estar llenas.

Si nos permitimos afirmar que la rutina es el fruto y resultado de la NO OBSERVACIÓN, es porque si observáramos intensa y conscientemente todas y cada una de nuestras acciones, nuestro entorno, el espacio, veríamos que la sola actuación CONSCIENTE, eliminaría la rutina, dando paso al verdadero despertar.

VIVIR, VER y SENTIR de forma CONSCIENTE, nos abrirá un campo de OBSERVACIÓN totalmente desconocido y nuevo. Atrevamonos a descubrirlo.

Observa cada instante, la luz, el color, los sonidos, a tu compañero o compañeros de viaje, si sientes que algo se repite es porque no estás observando, sino que por el contrario estás basando tu visión en la costumbre, no te acostumbres a nada porque cegarás tu presente con la costumbre a las experiencias pasadas.

Anuncios

5 Respuestas a “La rutina…fruto de la no observación

  1. Al fin doy señales de vida!! Prometo escribir y aunque no lo parezca me acuerdo mucho de vosotras…
    Con la rutina nos pasa como con casi todo: No nos acordamos de recordar cada mañana que estamos vivos y que por ello queremos “exprimir” la vida. Nuestra memoria es muy perezosa 🙂 A mi me gusta mucho decir: Pon atención a la vida y sugiero “acordarse” de llevar un cuadernillo para apuntar todo lo que vemos, da igual que sea un edificio, gente en la calle, detallar los colores de su ropa, al señor que va junto a mi en el metro, en fin todo lo que vemos a diario y que sin embargo nos pasa desapercibido. Esto produce un cambio grande en nuestro día; de pasarlo como autómatas a pasarlo observando hay una gran diferencia. Por la noche puedes repasar lo que has visto, sentido, escuchado, disfrutado y darte cuenta de que el día sí ha existido!!. Incluso en el marco de esta observación que hacemos nos pasan cosas, escuchamos señales, se abren posibilidades… en fin, que poner atención a la vida nos ayuda, con la practica, a salir de esa tediosa rutina y nos muestra que cada día es diferente.
    Un abrazo enorme!!!
    Belen

    • Que bien tenerte por aquí de nuevo… Nosotr@s también hemos estado con un lío tremendo, mudanza definitiva, la anterior había sido temporal, ha sido dura pero “muy sabrosa”.

      Gracias una vez más por estar.

  2. ¿Cómo pueden los directivos fomentar un enfoque del modelo II en su lugar de trabajo?Cabe esperar que cualquier entorno que recompense la participación, la solución conjunta de los problemas y la transparencia irá avanzando hacia el modelo II. No estoy diciendo que las personas deban abandonar totalmente el modelo I y aceptar sólo el modelo II: estoy sugiriendo que el modelo II es importante para las decisiones difíciles, no programadas y no rutinarias.Las organizaciones pueden crear las condiciones que influyen de forma significativa en lo que los individuos definen como un problema, lo que formulan como una solución y lo que generan como una acción para solucionar ese problema. Pasar del modelo I al modelo II requiere no sólo cambios en las acciones, sino también cambios en los valores importantes y las estrategias de acción. Esto, a su vez, requiere lo que denomino “aprendizaje de bucle doble”.

  3. ¿Cuántas mini-rutinas como ésta seguimos y, después, sufrimos las consecuencias? Esta nota le ayudará a pensar cuáles son sus esquemas de comportamiento constructivos, dignos de conservarse, y cuáles debería abandonar ya mismo.

  4. La sociedad siempre ha sido rutinaria, hay fuerzas que no se pueden vencer que asi obligan